ucnlogo bienvenidapastores

Cantico Nuevo en Facebook

Horario de Servicios

Square

Martes 7 PM....... Estudio Biblico

 

Viernes 7 PM...... Servicio Bilingue

 

Domingo 10 AM..... Servicio Bilingue

 

Para mas información: 856.299.1888

El quebrantamiento

El quebrantamiento es el requisito de Dios para que seamos útiles.

 

Es posible que haya momentos en que su sufrimiento le parezca absolutamente sin sentido. Usted hace todo lo posible para obedecer a Dios y honrarlo con su vida, pero una y otra vez enfrenta obstáculos frustrantes y circunstancias angustiosas. En esos períodos, usted puede llegar a alcanzar un punto de quebrantamiento tal que siente que no puede seguir adelante. Llega a la dolorosa conclusión de que no es suficientemente fuerte para vivir la vida de santidad a la que Cristo le ha llamado. Créalo o no, es así exactamente como tiene que estar para que el Padre celestial le use de la manera más efectiva.

56

Pensamiento de la Semana

Iglesia Un Cantico Nuevo ® Copyright, 2014

Dios nunca tuvo la intención de que usted viviera confiando en su inteligencia o en sus capacidades. Esto fue lo que el Señor le reveló al apóstol Pablo cuando le dijo: “Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad” (2 Co 12.9). No es cuando usted es más fuerte que la gente puede ver la impresionante obra del Padre celestial en su vida, sino cuando está más desvalido, y el éxito es absolutamente imposible sin la intervención de Él. Es por esto que Dios tiene que liberarle de su autosuficiencia —para que le permita a Cristo mostrar su presencia en y a través de usted. Es solamente por medio del quebrantamiento que usted deja de depender de sí mismo y comienza a confiar sin reservas en Él.

 

Aplicación

 

Dedique tiempo a la oración, pidiendo al Señor que le dé una nueva perspectiva de su misericordia y de su provisión, por medio del quebrantamiento que está experimentando.

 

Aparte tiempo para la alabanza y la adoración, dando gracias a Dios por todas las maneras como Él está trabajando en su vida —incluso por medio de las pruebas—, y cómo le está preparando para servirle efectivamente.